National Sections of the L5I:

Un manifiesto programático para una Quinta Internacional

Printer-friendly versionPDF version

De la resistencia a la revolución

Un manifiesto programático para una Quinta Internacional

La Gran Crisis Capitalista es un tiempo de intensa lucha de clases. En todas partes los explotadores intentan hacer que los trabajadores, los campesinos pobres, los marginados, las masas, paguen el precio de la crisis. En todas partes las masas responden "No la pagaremos!" Pero nuestros dirigentes - socialdemócratas laboristas, Comunistas oficiales, nacionalistas, populistas, dicen "Tendrán que pagar!" Por lo tanto: ha llegado la hora de construir una Quinta Internacional!

1. Dos décadas de una globalización dominada por los Estados Unidos han llevado al mundo a su crisis más profunda, sincronizada e integrada desde la Segunda Guerra Mundial. Todos las países han sido afectados con el comercio mundial cayendo un 20% y la producción colapsando - en Japón un 30% Espantados por la posibilidad de un crack financiero total, los dirigentes de los países más poderosos decidieron combatir la crisis con un enromes rescates de los bancos fundidos que eran "demasiados grandes como para dejarlos caer". Pero no hubo ningún rescate a la clase obrera: nadie decidió que éramos demasiados pobres para caer.

2. Las enormes cantidades de dinero necesarias para recapitalizar a los bancos fueron generadas a través de los mercados de dinero internacionales, es decir, provienen de las fortunas personales, las corporaciones y los fondos soberanos, en un nivel sin precedente histórico. En la zona del Euro, cuyos miembros supuestamente deberán mantener a sus déficits por debajo del 3% del PBI, los préstamos obtenidos han duplicado o triplicado esto. Y hasta esto parece poco al lado de los EEUU y el Reino Unido, donde el crack financiero tiene su origen. Aquí, los déficits han llegado al 13,9% y el 11,6% del PBI respectivamente.

3. La crisis del 2008-10 ha abierto un período nuevo del sistema capitalista en su totalidad. Es más que una fase recesiva típica del ciclo económico. Este es un período en que los poderes centrales y sus corporaciones lucharán por imponer una redivisión fundamental de los mercados mundiales, materias primas y fuentes de trabajo explotable. Tiene sus raíces en el fracaso de las medidas neoliberales y las instituciones (FMI, OCM, Banco Mundial, G8) del período de la globalización de resolver los problemas de una enorme sobreacumulación del capital, relativo a una tasa de ganancia declinante y un enorme incremento en la cantidad de capital ficticio con respecto a los valores reales. A esto debemos agregar la profundización de la crisis ecológica.

4. Sin embargo, ya que los estados más poderosos llevaron a cabo su rescate, los bancos han vuelto a hacer negocios como antes, cobrando a los gobiernos por negociar sus propios préstamos y las corporaciones sobrevivientes por negociar compras de sus rivales caídos. De manera más reciente, la alza de las ganancias de los bancos ha sido fortalecida por los beneficios cobrados por arreglar los negocios donde los gobiernos recompran su propia deuda a través de la "facilitación cuantitativa"( "Quantitative Easing") - la forma moderna de imprimir dinero. Aunque estas medidas han hecho que los PBI crezcan, mucho de este "crecimiento" es el resultado de nuevas burbujas y no un aumento de la producción. Por lo tanto, a pesar de cualquiera recuperación, las bancarrotas, los cierres de fábrica y el desempleo de masas va a continuar y, en los próximos años, grandes sustos económicos son una certeza y un largo período de prosperidad es imposible.

5. Las perspectivas para los trabajadores y campesinos del mundo serían deprimentes si no hubiera otro lado de la historia. A través del mundo, los trabajadores y oprimidos han luchado en contra de la crisis; hubo ocupaciones de fábrica en los EEUU, Gran Bretaña y China, manifestaciones de masas y huelgas generales en Francia, Venezuela y Guadalupe, y levantamientos populares en Bolivia. La resistencia armada de los pueblos de Palestina, el Líbano, Afganistán e Irak y hace poco la heroica resistencia popular al golpe de estado en Honduras representan un desafío al Imperialismo estadounidense, sus aliados del OTAN, y sus agentes regionales como Israel.

6. Mientras la economía muestra señales de salir lentamente de la recesión, los banqueros y dirigentes políticos mundiales siguen juntándose. Temen que sus rescates hayan empeorado la situación, dejándolos con niveles de deuda sin precedente histórico o que las nuevas burbujas de especulación y las bolsas van a estallar y provocar una recesión "W". Son aconsejados por sus economistas, que hace poco decían que no habría ninguna crisis. Todos están de acuerdo con que su primera prioridad tiene que ser pagar la deuda a sus acreedores ricos, con interés. Si no hicieran esto, de donde vendrían los próximos préstamos?

7. Todos están de acuerdo, también, con que los trabajadores y los campesinos del mundo tienen que ser los paguen esta deuda a las personas y corporaciones más ricas del planeta, ya que estos son la fuente real de toda riqueza nueva. Y tendrán que aumentar las ganancias aceptando recortes a sus sueldos o jubilaciones, o perdiendo hasta el derecho a trabajar. Mediante la inflación causada por la especulación internacional tendrán que pagar cada vez más por las necesidades básicas de la vida. Sus servicios sociales, su educación, sus presupuestos de salud o alojamiento, todos tendrán que ser recortados para que los préstamos puedan ser devueltos, con interés. En todo el mundo, los trabajadores ya perciben la amenaza, mientras los partidos políticos compiten entre sí para ver quién puede mejor "restaurar la economía", es decir, pagar las deudas y el interés.

8. Pero las luchas heroicas de la clase obrera y los movimientos populares por no pagar el precio de la crisis, han sido frustradas y han visto potenciales victorias desvanecer, no tanto debido a la fuerza del enemigo sino por la debilidad y traición de nuestros mismos dirigentes. Tampoco tuvimos una organización Internacional para agrupar nuestras luchas, decidir una estrategia y dirigir la resistencia. Los patrones y los gobiernos tienen al G8 y el G20, el FMI y el Banco Mundial, la ONU el Foro Económico Mundial. Pero nosotros que tenemos? Sin dudas tenemos los restos de las organizaciones construidas por nuestros antepasados - los sindicatos y Partidos de Trabajadores. Pero muchos ahora son sólo restos de lo que eran antes y, peor aún, sus dirigentes no ven ninguna alternativa al sistema económico que creó la crisis. Es más, muchos lo apoyan activamente; el United Auto Workers, el sindicato de los trabajadores automotrices de EEUU, es ahora un importante accionista de General Motors, y negocia recortes de salario para "salvar" a la empresa.

9. Más recientemente, hemos visto un movimiento mundial de resistencia a la globalización. Después de las manifestaciones de masas en Seattle y Génova, grandes cantidades de personas se identificaron como "anticapitalista" una vez más. Este movimiento enfatizó su carácter internacional - el Foro Social Mundial expresó esto de alguna manera, y las manifestaciones a nivel mundial en contra de la guerra de EEUU contra Irak en Febrero 2003 demostraron su enorme potencial. Sin embargo este movimiento joven demostró no sólo una impaciencia correcta y falta de confianza en los dirigentes político y sindicales establecidos, sino, de manera incorrecta, rechazó todo concepto de liderazgo político, toda organización abiertamente política, y la idea misma de luchar por el poder.

10. Ante esta perspectiva, los anticapitalistas a nivel mundial deben aprender las lecciones no sólo de nuestra historia reciente, sino de dos siglos de la lucha de clases y contra el capitalismo. Los logros más importantes de estas luchas fueron las cuatro Internacionales que lucharon por organizar a la lucha de clases de los trabajadores del mundo y sus aliados en contra de del capitalismo como sistema mundial. La tarea hoy es construir la Quinta Internacional.

11.Su objetivo inmediato tiene que ser promover el desarrollo de las fuerzas luchadoras que podrán hacer cada vez más efectiva a la resistencia de masas y transformarla en la revolución internacional que únicamente podrá establecer las bases para aquel "mundo nuevo" con que sueñan miles de millones de personas. El programa de la Quinta Internacional por lo tanto apunto a la transformación y la coordinación de nuestras organizaciones existentes - los sindicatos, las ligas de campesinos y trabajadores rurales sin tierra, los movimientos populares de los "barrios precarios", las organizaciones de mujeres y de la juventud - en herramientas de esta revolución. Apunta a unir a las fuerzas políticas - provenientes de los partidos existentes y de nuevos sectores - en todos los países, como secciones de la nueva Internacional.

12.La tarea es urgente pero la construcción de una Internacional debe realizarse sobre bases firmes. Su fortaleza será un entendimiento común del mundo capitalista, de los objetivos históricos de las masas trabajadoras, de las tácticas y estrategias necesarias para derrumbar al capitalismo y os estados que lo defienden; lo cual debe expresarse a través de su programa. La crisis histórica del capitalismo, que amenaza a toda la humanidad con crisis económicas y ambientales, plantea una vez más la cuestión del 'socialismo o barbarie'. A los Marxistas revolucionarios, nos presenta con un desafío a lo cual debemos responder tomando como nuestra la tarea de realizar el socialismo en el Siglo 21 y convertirnos una vez más en la fuerza dinámica del movimiento mundial de la clase obrera y todos los oprimidos.

Los Partidos Socialistas y Comunistas son un obstáculo a que la clase obrera tome el poder

13. Los líderes existentes de los trabajadores, los oprimidos y los explotados, sólo demostraron lo débiles que son con sus acciones durante la crisis 2008-2010. A pesar de un rechazo popular espontáneo del rescate a los banqueros a costa nuestra, los dirigentes sindicales y de los partidos socialistas simplemente lo aceptaron de manera sumisa, creyendo que no tenían ninguna alternativa. Pero si hubo una alternativa, una que abandonaron hace décadas; la nacionalización de los bancos, con ninguna compensación para los multimillonarios, mientras se garantizarán los ahorros, las jubilaciones y el trabajo de los trabajadores.

14. Se mantienen opuestos, de manera obstinada, a cualquier intento de sacar el poder de las anos de nuestros enemigos de clase, de reemplazar su poder con uno basado en las organizaciones de masas de los trabajadores. No tienen ningún programa para derrumbar y reemplazar un sistema en bancarrota, que explota y denigra a la fuerza productiva del trabajo humano y los recursos naturales.

15. Por lo tanto la crisis del capitalismo crea una crisis de liderazgo de los movimientos de los explotados y los oprimidos. Si apunta a superar esta crisis y llevar a una revolución triunfante y mundial del Siglo 21, la Quinta internacional se debe construir y debe tener secciones en todos los países. Debe transformar los movimientos de trabajadores nacionales, convirtiéndose en un Partido Mundial de la Revolución Socialista.

16. En los ricos países imperialistas de Europa y algunas países privilegiados del Sur, los Partidos Social-Demócratas y Laboristas les han servido a los capitalistas como partidos de gobierno durante más de un siglo. Más recientemente, el Partido de Trabajadores de Brasil (PT) siguió el mismo camino. Un sector privilegiado de burócratas y diputados, quienes entienden al capitalismo como un sistema eterno y trabajan para los patrones sea como gobernantes o opositores, frustran los intentos de los trabajadores de usar a estos partidos como herramientas de lucha. Aunque en un momento cambiaban sus servicios a la burguesía por reformas limitadas, a través de os últimos años han adoptado las políticas neoliberales, pro-mercado y de privatización dictadas por la clase capitalista. Sus "reformas" de hoy son recortes al estado de bienestar, privatizaciones, y ataques a los sueldos.

17. Desde la restauración del capitalismo en la Unión Soviética, Europa del Este y China, los partidos Comunistas Estalinistas han también dado un gran giro a la derecha. En Europa Central y occidental han llegado a ocupar la parte del espacio político que la socialdemocracia neoliberal dejó vacío. Han criticado al neoliberalismo pero en la práctica, cada vez que ocupan hasta un espacio dentro del poder, partidos Rifondiazione Comunista en Italia, el Parti Communiste Française y Die Linke en Alemania, apoyaron a los recortes sociales y la privatización.

18. En India también, los dos principales Partidos Comunistas (CPI y CPI-M) han seguido un camino similar. Dirigir en nombre del capitalismo ha llevado al gobierno CPI y CPI-M de la Bengal Occidental a actuar como la mano fuerte del capital extranjero y doméstico cuyas tierras este quiera expropiar. La represión desatada en contra de los aldeanos de Nandigram en la Bengal Occidental se hizo infame a nivel mundial.

19. En un aparente contraste con estos Partidos Comunistas, algunos partidos Maoístas, específicamente aquellos en Nepal y India, han jugado un papel más revolucionario. En Nepal, el Partido Comunista Unificado de Nepal (Maoísta) jugó un papel de dirigente en el movimiento de masas que derrumbó a la monarquía. Luego de ganar las elecciones a una Asamblea Constituyente, el CPN (M) llegó al gobierno. Lo hizo de una manera reformista y parlamentaria, con su dirigente Prachanda llegando a ser Primer Ministro en 2008. Menos que un año después, resignó porque no fue capaz de despedir al jefe del ejército. Mientras tanto, las fuerzas guerrilleras Maoístas fueron desarmadas o integradas al ejército.

20. Esto ha subrayado, una vez más, el error fundamental de la estrategia Estalinista-Maoísta de "revolución por etapa". Esto se basa en la creencia de que en los países subdesarrollados económicamente la clase obrera no debería luchar por el socialismo hasta que se cumpla un período histórico entero, o una "etapa" del desarrollo capitalista. Debido a esto, los Estalinistas se oponen a que la clase obrera tome el poder y implemente un programa de desarrollo socialista. En cambio, insisten en que la clase obrera forme una alianza con la burguesía nacional y no demande nada más que un gobierno democrático.

21. Sin embargo, en semejantes países, la burguesía es demasiada débil como para imponer la democratización de la sociedad en contra de la oposición reaccionaria doméstica y extranjera. Hasta para lograr las reformas democráticas fundamentales como la redistribución de la tierra, el control soberano sobre el territorio y los recursos nacionales, la igualdad de los derechos civiles más allá de las diferencias de género, perfil étnico o religioso, la clase obrera misma y sus aliados deberán tomar el poder. Esto significa quebrar al estado existente y reemplazarlo con sus propias organizaciones, consejos de trabajadores y campesinos, apoyados por una milicia obrera. Como descubrió Prachanda, cualquier cosa menos que esto deja el poder real en manos del régimen existente. Cuando juzgue que ha llegado la hora, este utilizará este poder para reprimir a los trabajadores y campesinos, y con ayuda extranjera si llega a ser necesario.

22. Sin embargo, en Nepal, todavía hay esperanza. La crisis gubernamental que vive el país ha llegado a que se realicen debates sobre la teoría Trotskista de la Revolución Permanente dentro del partido Maoísta. Esto podría llegar a tener una importancia crítica para la lucha de clases en Asia, si una parte importante de sus cuadros desde la clase obrera, la inteligentsia y el campesinado puedan trascender los límites del Maoísmo y ser convencidos de la estrategia de la revolución permanente. Son respecto a este proceso, que podría ser clave para la victoria de la revolución en el Siglo 21, la Quinta Internacional puede jugar un papel decisivo.

23. El Partido Comunista de India (Maoísta) ha crecido como una fuerza guerrillera y movimiento político con una fuerte Implantación dentro de los sectores sin tierra, de campesinos pobres y Adivasis (pueblos "indígenas") que luchan por evitar que sus tierras sean conquistadas por multinacionales como Río Tinto o multimillonarios Hindúes como los Mirtal o Tata. Tienen una estrategia Maoísta de rodear las ciudades pero, un país con una clase obrera enorme y creciente, se hacen visibles las limitaciones de la teoría etapita y la estrategia guerrillera - no podrán presentar una exitosa estrategia por la revolución socialista en India.

24. Luego de 1989, los viejos burócratas que antes habían dirigido a los estados "Comunistas" procedieron a expropiar gran parte de las fuerzas productivas que habían sido propiedad socializada, como su propia propiedad privada. En la ex-URSS, los fragmentos del viejo país dirigente, el PCUS, se han vuelto fuertemente chovinista y racista. En China, el partido gobernante que restauró el capitalismo aún se llama el Partido Comunista de China y gobierna a un estado capitalista emergente de superexplotación y opresión.

25.Las dos excepciones a este proceso son los Partidos Comunista de Cuba y Corea del Norte. Éste último es un ejemplo extremo y bizarro de autarquía y culto de personalidad estalinista. Aunque debe ser defendido ante el ataque Imperialista, no demuestra ningún camino a seguir para los trabajadores y campesinos del mundo.

26. Cuba, en cambio, tiene una gran influencia. Uno de sus fundadores fundamentales fue Che Guevara, una figura icónica y mártir del antiimperialismo, y es el único estado en las Américas donde el capitalismo ha sido derrumbado. Su importancia es que demuestra que una alternativa al capitalismo si puede existir y sobrevivir casi medio siglo de embargo económico y hasta el derrumbe de sus aliados claves, los estalinistas rusos. Sus sistemas de educación y salud, a diferencia enorme de aquellos de sus vecinos Caribeños y Latinoamericanos, demuestran algo de lo que puede lograr una economía planeada y la expulsión del imperialismo y los explotadores capitalistas nacionales.

27. Desde de los días del Che y la Tricontinental, sin embargo, el PC Cubano ha hecho poco para diseminar la revolución, más allá de apoyar a los regímenes que chocan con EEUU. De hecho, en momentos claves, como las situaciones revolucionarias en Chile y Nicaragua, ha llamado a la "prudencia" y una adherencia estricta a la teoría etapista estalinista y por lo tanto contribuido a la victoria de la contrarrevolución. Dentro de Cuba misma, el estado unipartidario permite poco espacio para el debate democrático o las organizaciones independientes de trabajadores y campesinos, mientras la economía es totalmente controlada por el partido.

28. En el occidente, los partidos Comunista son reformistas consolidados, operando como versiones pequeñas de los partidos socialdemócratas de masas. En el sur la falta de democracia proletaria, junto a su posición de revolución por etapas y políticas populistas, hace que estos partidos sean incapaces de dirigir revoluciones proletarias genuinas. Por lo tanto los partidos estalinistas y sus rupturas Maoístas y Castro-Guevaristas no pueden proponer un programa por la revolución en el siglo 21.

El Islam Político no puede liderar a la resistencia a la victoria final

29. En algunos países las fuerzas políticas Islamistas (como Hamas, Hizbollah o hasta secciones del supuesto "Talibán" y las milicias de Yemen y Somalia) usan una retórica radical antiimperialista y dirigen luchas de liberación en contra de las ocupaciones. Atraen jóvenes a su bandera utilizando demandas justas como que el occidente retire sus fuerzas de los países musulmanes y deje de apoyar tanto a Israel como a los Presidentes y reyes corruptos de la región. Mientras los socialistas deben apoyar todas las luchas en contra de aquellos que ocupan y explotan y, en este caso, defender a la resistencia Islamista en contra de ellos, deben también oponerse tanto al terrorismo indiscriminado en contra de las masas populares o otras sectas o religiones, como al carácter socialmente reaccionario de sus políticas.

30.La hostilidad hacia los derechos de las mujeres y las libertades democráticas y seculares hace que los Islamistas políticos, más allá de sus promesas, sean enemigos de los pobres, los explotados y los oprimidos. Los socialistas por lo tanto deben oponerse a, y organizarse en contra de, cualquier intento de tomar el poder por su parte y la imposición de cualquier estado basado en la ley religiosa, lo cual debería ser una cuestión personal para los creyentes y nada más. En los estados Occidentales, por el otro lado, constante con el mismo principio, nos oponemos a cualquier intento de prohibir las ropas religiosas o la construcción de mezquitas o minaretes. Además, demandamos que el estado deje de dar subsidios a CUALQUIER entidad religiosa y sus escuelas.

31. La Quinta Internacional debe luchar por la independencia de la clase obrera y las masas populares del Islamismo y cualquier otro partido basado en la religión.

Los Partidos Bolivarianos realmente son diferentes?

32. A primera vista, pareciera que sí. En América Latina, los movimientos de masas de resistencia de los trabajadores y las masas populares de las ciudades han llevado al poder gobiernos más radicales que los Socialdemócratas Europeos, el PT de Lula o los Partidos Comunista de Asia. Los gobiernos de Hugo Chávez u Evo Morales han llevado a cabo reformas genuinas para la clase obrera y los pobres de las ciudades. Este hecho en si los diferencia de otros partidos. Además, en un momento en que la globalización capitalista aún se estaba fanfarroneando como le "camino único", se proclamaron socialistas, y llevaron adelante reformas que transfirieron poder y riqueza a las personas trabajadoras. Como resultado, son odiados por los imperialistas Estadounidense y sus propias oligarquías. Estos han intentado derrumbarlos en repetidos momentos.

33. En Venezuela, desde que las masas derrotaron el golpe de estado apoyado por los EEUU en 2002, los ingresos de la industria petrolera han sido utilizadas para implementar importantes programas sociales para los pobres. Sin embargo, a pesar de haber estado en el poder desde el 1998, Hugo Chávez no ha expropiado a los sectores decisivos de la gran burguesía o las corporaciones extranjeras en Venezuela. A lo mejor, ha dado un apoyo vacilante a las varias luchas y ocupaciones obreras; a la vez, sus ministros y gobernadores en muchas ocasiones han reprimido a semejantes luchas utilizando a la policía y la Justicia, y detenido a sus dirigentes.

34.En Venezuela, lo que han preservado Chávez y el liderazgo del PSUV hasta ahora es un sistema capitalista modificado con un reforzado sector capitalista de estado. Como Chávez mismo dijo a mediados de 2009 "no rechazamos el mercado, sino el mercado libre". Semejante compromiso entre socialismo y capitalismo no es sostenible. Son polos opuestos irreconciliables y uno debe triunfar sobre el otro. Las reformas sociales y las nacionalizaciones solo son socialista cuando los trabajadores mismos las controlan y tienen n estado propio para coordinar y defenderlas. Con los trabajadores controlando el lugar de trabajo y el estado, se hace posible eliminar la ineficiencia y caos del mercado y reemplazarlo con una economía planeada democráticamente.

35. De una manera parecida, podemos ver oscilaciones en la política exterior de Venezuela, entre gestos antiimperialistas y apoyo a dictaduras capitalistas que reprimen a sus propios trabajadores, jóvenes y campesinos. Mientras Chávez tiene razón cuando denuncia el terrorismo de estado del imperialismo estadounidense y cuando se opuso a la guerra de Israel contra el Líbano y los Palestinos, se equivocó cuando alabó a los regímenes reaccionarios en Irán, Zimbabue y China.

36. Si la Quinta Internacional reamente va a ser de la clase obrera, socialista y revolucionaria, debe sincera y abiertamente denunciar semejantes dictaduras y apoyar el derecho de los trabajadores de formar sindicatos independientes (y en Cuba también!). Debe dar apoyo material y moral y impulsar los derechos democráticos de la mujer, y la autodeterminación de minorías nacionales como los Kurdos, los Uigures y los Tamiles. Dicho de otra manera, la Quinta Internacional de hoy debe ser totalmente independiente de la política exterior de cualquier estado capitalista o hasta socialista.

37. Por supuesto, bajo ciertas circunstancias, no es imposible que un gobierno con mentalidad socialista, como aquellos en Venezuela o Bolivia, sea empujado por los hechos a ir más allá de lo que antes pretendías. Cuando el liderazgo castrista tomó el poder en Cuba en 1959 no tenían ninguna estrategia para introducir la nacionalización y una economía planeada. Sin embargo, dado la agresión del imperialismo estadounidense y el hecho de haberse alineado con la Unión Soviética, el liderazgo castrista creó un "socialismo" como aquel existente en Europa del Este. Mientras la revolución cubana sin dudas trajo enormes avances para los trabajadores y campesinos y fue un golpe duro para el imperialismo, semejante estrategia no es ningún modela para las revoluciones de hoy.

38. ¿Por qué? Porque no creó un estado socialista sino un régimen burocrático y unipartidario. El poder no se basa en los consejos de los trabajadores y los campesinos sino en manos de una pequeña camarilla de burócratas. Además, los primeros intentos de expandir la Revolución a otros países (mediante militantes como Che Guevara) fueron abortados y bajo la presión de Moscú una política de coexistencia pacífica con los regímenes capitalistas de América Latina fue implementado. Mientras la Quinta Internacional sin dudas defenderá a Cuba de cualquier intento de agresión imperialista y presión debe también abrir el camino al socialismo mediante la revolución política en contra del régimen burocrático castrista.

39.La Quinta Internacional debe rechazar cualquier participación por parte de sus secciones en cualquier gobierno capitalista. Cualquier gobierno que no se basé en consejos de los trabajadores y las clases populares y que no esté desmantelando el poder capitalista, tanto económico como político, es, y sigue siendo, un gobierno burgués. Sin embargo, cuando regímenes que han desafiado a los EEU y otras potencias imperialistas son atacadas, la Quinta Internacional debe hacer todo lo posible para apoyarlos. Dentro de los países imperialistas esto significa que sus secciones luchen por debilitar el esfuerzo de guerra utilizando todos los medios de la lucha de clases.

40. La Quinta Internacional debe demandar que los líderes de los partidos, movimientos y gobiernos reformistas y populistas, que rompan con el capitalismo, y dejen de colaborar con los capitalistas y el imperialismo. Demandará que salgan a expropiar los sectores claves de la clase capitalista: que apoyen la formación de consejos y milicias del pueblo trabajador: que creen gobiernos populares y de los trabajadores basados en semejantes consejos y milicias.

41. Al mismo tiempo, llamamos a la base de estos partidos a no esperar la iniciativa de sus dirigentes. Deben luchar por sus propias necesidades básicas, construir sus propios cuerpos de lucha totalmente independientes de los patrones y el estado. Por lo tanto, llamamos a los sindicatos militantes, los movimientos sociales radicales y toda organización de los trabajadores y los oprimidos, a construir nuevos partidos de los trabajadores; partidos que usen tácticas militantes y acción directa en un combate diario incesante en los lugares de trabajo y en las calles. La Quinta Internacional debe representar una vanguardia revolucionaria que demuestre el camino hacia la revolución socialista.

La lucha por el poder - la estrategia de la revolución permanente

42. En la época imperialista, todos los conflictos sociales fundamentales, en cualquier lado del mundo, plantean la necesidad de derrumbar al capitalismo. Mientras esto puede parecer obvio en los países centrales del imperialismo, donde la lucha por el trabajo, los sueldos, los servicios sociales y en contra de la opresión social de la mujer, los jóvenes y los inmigrantes se enfrenta directamente a los bancos y las corporaciones más poderosos y los estados que los defienden, es tan verdadero con respecto al mundo semicolonial.

43. Aquí, donde vive la gran mayoría de la humanidad, todo desarrollo social y económico es desviado por el poder del capital financiero internacional y sus agentes locales. Para mantener el flujo de ganancia para los imperialistas requiere de regímenes más o menos abiertamente represivos. Aquí, el progreso social depende de lo que podemos clasificar de manera general como "demandas democráticas" - independencia nacional, redistribución de la tierra para quienes la trabajan, derechos civiles iguales incluso el sufragio universal, la libertad de expresión, libertad para protestar y organizarse, para todos los ciudadanos, más allá del género, la etnicidad o la religión.

44.Sin embargo, mientras estas demandas pueden impulsar revoluciones - y lo han hecho, inspirando a las masas a derrumbar a dictadores o el dominio imperialista - ni siquiera esto logra alterar las condiciones materiales a que se enfrenta la sociedad; los sectores modernos de la economía todavía son propiedad de los capitalistas, sean extranjeros o nacionales, y el sistema bancario permanece atado al sistema financiero internacional, el comercio sigue siendo dominado por las corporaciones multinacionales, y permanecen las potencias imperialistas que apoyaron al régimen anterior.

45.Una vez tras otra en el siglo 20 semejantes revoluciones se han demostrado incapaces de cumplir con las demandas de las masas en lucha, porque dejan intacto el sistema capitalista. El capitalismo requiere de la explotación de la mayoría, el desarrollo capitalista requiere de la concentración de la riqueza en manos de una pequeña minoría. Más tarde que temprano, la concentración de la riqueza encuentra su expresión en una nueva concentración del poder y una nueva subordinación al imperialismo. Es por esto que, en el mundo semicolonial, la Quinta Internacional debe luchar por unir la lucha por las demandas democráticas para derrumbar al capitalismo en sí. Su programa es el programa de la revolución permanente.

46. El punto de partida del camino hacia la revolución socialista en todos los países es la lucha real y existente del proletariado y otras clases oprimidas, naciones, razas y las mujeres. Sus primeros pasos serán la construcción de organizaciones independientes de la clase (sindicatos militantes, movimientos de mujeres socialistas, jóvenes etc., partidos revolucionarios). Para tener la fuerza suficiente para poder lanzar un desafío al poder político de la clase dominante, la clase obrera y los oprimidos deben crear sus propios cuerpos de lucha, consejos de delegados que la base pueda reemplazar, construir milicias populares. Basado en semejantes cuerpos de lucha, la clase obrera podrá tomar el poder mediante una insurrección armada en contra del estado capitalista.

47. Rechazamos la idea, propia de muchos socialdemócratas, estalinistas y populistas, que el populismo se pueda introducir a través de los parlamentos. Hasta una Asamblea Constituyente, en teoría la forma de parlamento más soberana, no puede hacerlo mientras el estado capitalista se mantiene intacto y bajo el control de los capitalistas y sus agentes militares y burocráticos. Quienes controlan el poder de coerción? Esta es una cuestión decisiva. Una Asamblea Constituyente sólo puede jugar un papel activo de cambio revolucionario si se apoya en un movimiento de masas capaz de desafiar y aplastar la élite y sus fuerzas represivas.

48. La lucha por una Asamblea Constituyente, sin embargo, puede ser muy importante con respecto a la agitación dentro de la clase obrera, los campesinos y las masas oprimidos, con el fin de establecer los derechos democráticos y discutir cuestiones fundamentales como la propiedad de la tierra y los recursos naturales, los derechos sociales y democráticos de la mujer, los oprimidos, etc. A través de todo esto se puede demostrar la negación de los derechos democráticos, hasta por parte de los sectores "progresivos" de la burguesía, y así rompe las ilusiones que las masas tengan. Como es el caso con todos los parlamentos, los capitalistas y terratenientes usarán su control sobre los medios de comunicación, las coimas y la corrupción, las autoridades religiosas, y la obstrucción burocrática para prevenir que el asamblea realmente refleje las demandas populares.

49. Por lo tanto, luchamos por el control sobre la convocación de, y elecciones a, la Asamblea Constituyente por los órganos de la clase obrera y las masas populares. Donde semejante Asamblea tenga una mayoría que todavía apoye la institución de la propiedad privada, los socialistas deben participar en sus debates y publicar resúmenes completos de los mismos, para demostrarle a la clase obrera y las masas que hay que ir más allá de cualquier Asamblea Constituyente - hacia la derrota del capitalismo y la creación de organismos de poder de la clase trabajadora. De esta manera la lucha por una revolución democrática puede, para utilizar la frase de Lenin, puede "crecer" y llegar a ser la revolución socialista.

50. Sea en un país semicolonial o en un país imperialista, la estrategia de la revolución permanente significa la internacionalización de la revolución. Esto es necesario tanto para defender lo que se ha logrado y para lograr la verdadera potencial de una sociedad socialista. En cualquier lugar donde los trabajadores tomen el poder, serán atacados por las potencias capitalistas extranjeras, en especial las potencias imperialistas. La forma más efectiva de autodefensa es expandiendo la revolución a aquellos países mediante la movilización de sus propias clases obreras tanto para oponerse a la intervención como para perseguir sus propios intereses de clase.

51. Además de esto, es Imposible construir un socialismo completo a nivel nacional. Como demuestra la degeneración de la Unión Soviética, no puede haber "Socialismo en un solo país". Las fuerzas productivas que el capitalismo ha desarrollado a través de los siglos necesitan de un orden internacional. Desde comienzos del Siglo 20, el estado nacional en sí se ha convertido en un obstáculo a la continuación del desarrollo de la sociedad humana. Por lo tanto, la necesidad de una estrategia de revolución permanente depende no sólo de la necesidad de combatir la resistencia continua de las viejas clases dominantes pero del hecho de que un desarrollo racional y sostenible de las fuerzas productivas de la humanidad sólo puede se podrá lograr a nivel mundial.

Un Programa de acción para liberar al hombre de la miseria capitalista

52. La tarea de un programa socialista es cumplir con las necesidades imprescindibles humanas, golpeadas por la pobreza, la guerra y un medio ambiente devastado. A través de la coordinación de la resistencia en contra de quienes han causado esta crisis, forjando cada vez más fuerzas para cambiar el mundo, la Quinta Internacional una vez más hacer que millones se enteran de tanto la necesidad como la posibilidad del socialismo.

53. Las guerras iniciadas por los EEUU y la UE, de los Balcanes en los 1990 a Irak y Afganistán hoy, el fracaso de la Conferencia de Copenhague, y el largo período de estancamiento y crises económicas que tenemos adelante, todos demuestran que la clase capitalista se ha convertido en un obstáculo a la resolución de los problemas urgentes y fundamentales que la humanidad hoy enfrenta. Las únicas "soluciones" que puede ofrece implican el regreso de la sociedad, hacia el proteccionismo, la destrucción de industrias enteras y la ruptura de las cadenas internacionales de la producción y el intercambio.

54. Sólo una revolución socialista internacional puede prevenir que las burguesías imperialistas le impongan un gran atraso a la humanidad. Sólo la clase obrera puede reorganizar a la sociedad para que la humanidad pueda superar la miseria, la guerra, la opresión, el racismo y la crisis ecológica. Sólo la clase obrera puede reorganizar la producción y la distribución de una manera que traiga una avance para las dos terceras partes de la humanidad cuyas necesidades no se cumplen, y seguir adelante hacia la abolición de todas las clases, de todas formas de opresión y explotación, hacia un mundo libre bajo el comunismo.

55. La Quinta Internacional no rechaza la lucha por las demandas sociales, económicas y políticas que (teóricamente) podrían ser conquistas sin el derrumbe de la propiedad capitalista, es decir, las reformas, como el sueldo mínimo, un sueldo idéntico para hombres y mujeres, o fuertes impuestos para los ricos y las grandes corporaciones. Pero debemos advertir que el capitalismo en crisis va a rechazar semejantes demandas, con la excusa de que atentan contra la rentabilidad. Los capitalistas serán forzados a garantizarlos sólo como producto de la lucha revolucionaria y intentarán negarlas ni bien pase el momento de peligro o se disminuya la presión. Un programa revolucionario debe desafiar los derechos básicos de los capitalistas; el derecho de explotar, el derecho de acumular ganancia a costo del sufrimiento humano y de enriquecerse a costo de los pobres.

56. Además de esto, las luchas de hoy deben llevarse a cabo pensando en los objetivos futuros. Si la clase obrera va a controlar la sociedad y planear la producción en el futuro, debe conquistar la experiencia y organización necesaria hoy. La quinta Internacional, por lo tanto, levantará demandad y proponer formas de organización que no sólo responden a las necesidades imprescindibles de hoy pero reorganizan a la clase obrera para la toma del poder. Nuestras demandas son demandas transicionales que abren el camino a otra sociedad. Antes que nada, nuestro programa demanda la imposición del control obrero en cada vez más esferas. Esto incluye la abolición de los secretos comerciales, un veto de los trabajadores sobre el derecho de los patrones de despedir a trabajadores, la inspección y control de los trabajadores sobre la producción, y un aumento automático de los sueldos correspondiente a cada aumento de los precios para combatir a la inflación, junto a demandas por la nacionalización sin compensación (la expropiación) de capitalistas individuales o industrias enteras cuyo sabotaje en el caso de que se mantengan en manos privadas causaría una miseria brutal. Aunque cada demanda es importante, su propósito sólo será logrado cuando se conquisten en su totalidad, el programa transicional en su totalidad es la estrategia por el poder de la clase obrera.

57. Debido a esto, nuestras demandas no son apelaciones pasivas a los gobiernos, sino demandas por que la clase obrera luche por derrocarlos. La clase obrera, los campesinos y sus aliados necesita formar sus tácticas según una proposición simple: nosotros somos muchos; ellos son pocos. Empezando desde una oleada de manifestaciones de masas y huelgas y/o ocupaciones de fábricas, luchamos para transformar la lucha en una huelga general. Nuestro objetivo es tomar el poder - para cambiar el mundo para siempre para que las desigualdades, las crisis y las guerras, la explotación y las clases sociales sean una memoria distante. La transferencia del poder de una clase a otra solo se puede lograr mediante la insurrección armada de las masas dirigido por un partido revolucionario de la vanguardia. La tarea central es utilizar cada lucha para elevar la conciencia de la clase obrera al nivel necesario para estas tareas históricas. Este es el objetivo central de la Quinta Internacional.

No debemos pagar por su crisis - por el fin del desempleo de masas, la inseguridad y la pobreza.

58. Hoy, tres mil millones de personas, casi la mitad de la población humana, vive con menos de $2.50 diarios. Más que mil millones de personas vive en la indigencia, 2,6 mil millones carecen de sanitación básica y 1,6 mil millones viven sin electricidad. Cada día, 25,000 niños mueren a causa de la pobreza. Casi mil millones de personas no pueden ni leer ni escribir.

59. Sólo como resultado de la crisis pos-2008, se han perdido decenas de millones de trabajos. Hasta en el país más rico del mundo, los Estados Unidos, 50 millones de personas tuvieron dificultades en dar de comer a sus familias en 2008. Dejar sin trabajo a millones de personas cuando ya hacía falta tanto progreso para garantizarle a la mayoría de la humanidad las condiciones más básicas de una vida digna; el simple hecho debería condenar el capitalismo al basural de la historia. Al mismo tiempo, los capitalistas usan la inflación y la deflación, los productos inevitables de sus sistema ciego de ganancia, para atacar los sueldos y eliminar los fuentes de trabajo de los obreros.

60. Tenemos que luchar

* En contra de toda cierre de lugares de trabajo, despidos y recortes salariales

* Por la nacionalización de cualquier empresa que anuncie despidos o se niegue a pagar sueldos mínimos, a observar las leyes laborales o a pagar impuestos. ¡Por la continuación de la producción bajo control obrero!

* Por un programa de obras públicas para mejorar los servicios públicos, de salud, viviendas, transporte público y condiciones ambientales, todo bajo el control del movimiento popular y de los trabajadores.

* Que se redistribuya el trabajo disponible entre todos aquellos capaces de trabajar. Por la reducción de las horas trabajadas sin recorte salarial para permitir más tiempo para las actividades creativas, la educación y el ocio.

* Por un aumento de sueldos y un sueldo mínimo para asegurar que todos tengan un sueldo digno.

* ¡En contra de todo trabajo precario! ¡Por que se decidan los sueldos y las condiciones de trabajo mediante acuerdos colectivos controlados por los sindicatos y los representantes de base!

* ¡Por una escala móvil de salarios para neutralizar cualquier aumento del costo de vida de los trabajadores y sus familias!

* Para que esto realmente se cumpla necesitaremos organismos para observar los precios. Los delegados deben ser elegidos en los lugares de trabajo, en los barrios, y de los organismos de mujeres y consumidores de clase obrera quienes juntos pueden crear un índice del costo de vida de los trabajadores y los pobres. De la misma manera las jubilaciones deben ser medidas contra la inflación y garantizadas por el estado, ¡no las bolsas de comercio!

El control obrero y la lucha contra los "secretos comerciales"

61.

* ¡Abajo la búsqueda eterna de ganancias y productividad mayor que peligra las vidas y la salud de los trabajadores e intensifica la explotación! ¡Por un veto de los trabajadores sobre los planes y la acciones de los jefes!

* ¡Por la apertura de las cuentas de las empresas para que sean vigiladas por los trabajadores!

¡Impostar a los ricos y expropiar a los súper-ricos!

62.¡ En casi todos los países, una pequeña camarilla de súper-ricos es dueña de o controla gran parte de la economía, y los integrantes de la misma deben ser obligados a pagar impuestos punitivos! Los grandes banqueros y financieros, cuya incompetencia exacerbó los efectos destructivos de la crisis y quienes fueron rescatados con billones de dólares provenientes de los impuestos, ahora están cobrando premios de muchos millones de dólares. Hay que poner fin a esto. A estos parásitos hay que expropiarles las ganancias y obligarles a trabajar para acabar con el caos que han causado.

* ¡Por la nacionalización de todos los bancos y instituciones financieras privados y la abolición de las bolsas de comercio!

*¡Por la abolición de todos los impuestos indirectos y la liquidación de de todas las deudas personales y estatales!

Por la defensa de los servicios sociales

63. Ante un trasfondo de desempleo y caída del poder adquisitivo de las masas, los sistemas de educación, salud y bienestar, arrancados de nuestros gobiernos y patrones mediante décadas de lucha, se encuentran atacados por los mismos. Se utilizan los venenos del racismo y los pogromos contra las comunidades inmigrantes como un veneno para dividir a los trabajadores y debilitar a la resistencia.

* Por la defensa de los sistemas de salud y bienestar social y su extensión para beneficiar a los miles de millones que aún no tienen acceso a ningún sistema de bienestar.

* ¡No a la privatización del sector público! ¡Por la renacionalización de todos los servicios básicos como el agua, la energía, etc.!

¡Hay que salvar al planeta de un desastre ecológico!

64. El fracaso total del Encuentro de Copenhague demostró que no se pudo llegar a ningún consenso entre las potencias capitalistas que compiten entre ellos. Ni los gran contaminadores desarrollados como los EEUU, Japón y la UE, ni los gigantes "en desarrollo" como China e India estaban dispuestos a peligrar sus propias ganancias imperialistas imponiendo los límites a las emisiones necesarias para limitar y acabar con el cambio de clima. Si continúan con el desarrollo capitalista provocarán peores inundaciones, sequías, crisis alimentarias y pandemias. Las rivalidades económicas y militares previenen que las grandes potencias capitalistas combinan sus esfuerzos para resolver esta crisis. Peor aún, las empeoran, frustrando todos los planes y las propuestas de los científicos y previniendo que se implementen.

* Por la nacionalización bajo control obrero de todas las empresas de energía; empresas que monopolizan bienes básicos como el agua; la agricultura; y todas las empresas de aviación, marina y tranviarias.

* Por un plan de emergencia e transformación sistemática de los sistemas de energía y transporte para reducir la dependencia de fuentes de energía tradicionales

* Que las empresas y estados imperialistas paguen por la destrucción ambiental que han casado en el mundo semicolonial.

*Por un plan por etapas para terminar con la producción de energía basado en fuentes de energía tradicionales y la energía nuclear, y por grandes inversiones in fuentes de energía alternativas como el viento, el mar y solar. ¡Por un gran programa global de reforestación! ¡Por una enorme expansión del transporte público para combatir la polución causada por el auge del coche privado!

Reemplazar los barrios precarios con comunidades dignas para los seres humanos

65. Más que la mitad de la humanidad ahora vive en las ciudades pero en la mayoría de los casos esto significa barrios precarios (favelas, villas miserias, etc.) sin calles decentes, electricidad, agua potable, sistemas sanitarias o limpieza de basura. Las estructuras precarias pueden ser fácilmente borradas por los terremotos, los huracanes, las inundaciones y los tsunamis como hemos visto en Indonesia, Bangladesh, New Orleans y Haití. Cientos de miles de personas mueren no sólo debido a estos catástrofes naturales sino también por el ambiente humano empobrecido.

66. Pocos de aquellos que viven en estos barrios precarios tienen empleo permanente o seguro. Sus hij@s muchas veces no tienen acceso a médicos, hospitales o colegios. Las pandillas criminales, y la policía que supuestamente tiene que protegerla, someten a la gente a un régimen de miedo y extorsión. Las mujeres y los jóvenes se encuentran obligados a trabajar como prostitutas o en talleres de superexplotación. El esclavismo y el trato de personas han reaparecido.

67. Hay que acabar con esta enorme acumulación de miseria humana. Esto no se podrá lograr con las miserias que los países imperialistas aportan como "ayuda", ni por las ONG o las caridades dirigidas por las iglesias, las mezquitas o los templos. Tampoco serán resueltas por programas de "autoayuda" con micro-créditos. Los vecinos de los barrios, las favelas y los townships puede, como ha demostrado, tomar control sobre su propio destino. Mediante la movilización de masas en Venezuela y Bolivia han logrado arrancar reformas importantes. Con la revolución socialista pueden convertir el estado en un instrumento de la transformación completa de sus condiciones de vida.

68. El programa de acción de la Quinta Internacional reclama por viviendas, electrificación; clínicas de salud locales; calles y transporte público para los pobres urbanos.

* Por un programa de obras públicas bajo control obrero y de las comunidades pobres.

*Por una inversión masiva en los servicios sociales y de salud, de vivienda, transporte público y las condiciones ambientales.

Por una revolución agraria - ¡Hay que abolir las desigualdades sociales entre el campo y la ciudad!

69. Casi la mitad de la humanidad vive en aldeas, plantaciones o en las comunidades rurales indígenas. La diferencia entre sus ingresos, acceso a un sistema de salud, educación y comunicaciones, y la de las ciudades, es muchas veces enorme. Al mismo tiempo, el capitalismo no cesa en la concentración de la propiedad de la tierra en manos de una elite y/o el agribusiness internacional. Los campesinos y las comunidades indígenas se encuentran expulsados de las mejores tierras y empujados hacia los barrios precarios de las ciudades.

70. La vida en las plantaciones que producen azúcar, café, té, algodón, sisal, goma, tabaco comprarte muchas características de superexplotación con la esclavitud y el trabajo forzado. Los trabajadores de las haciendas son muchas veces esclavos de una deuda.

* ¡Por la expropiación de los oligarcas y el agribusiness multinacional bajo el control de los trabajadores y los campesinos pobres!

* ¡La tierra para quienes la trabajan! ¡Por las cooperativas voluntarias!

*¡ Por la abolición del alquiler y la renunciación de todas las deudas de los campesinos pobres!

*¡Crédito para la compra de maquinaria y fertilizador, incentivas para alentar a los campesinos pobres a unirse voluntariamente a cooperativas de producción y venta!

¡Apoyar las luchas por la autodeterminación y los indígenas!

71. Naciones enteras; los palestinos, los kurdos, los chechenos, los tamiles de Sri Lanka, los tibetanos, encuentran negados sus derechos a la verdadera autodeterminación. Ellos, y muchos pueblos indígenas, son sometidos a la limpieza étnica y cultural, o el genocidio. Las clases obreras, en especial aquellas cuyas clases dominantes nacionales son los responsables de semejante opresión, deben apoyar, activamente y de manera concreta, la lucha de los oprimidos por la liberación.

* Derechos igualitarios a la educación y el trabajo y de ciudadanía, para todas las minorías nacionales.

* ¡Abajo el sistema de idiomas estatales oficiales! ¡Derechos igualitarios en las instituciones públicas (de educación, administración pública, los medios de comunicación etc.) para los idiomas de las minorías nacionales y los idiomas de los migrantes!

* ¡Por el derecho de autodeterminación de todas las naciones oprimidas Incluso el derecho de formar un estado separado! ¡Por el apoyo sin condiciones a su lucha!

* Por el derecho de los pueblos indígenas a sus tierras, sin colonizaciones que apunten a convertirles en minoría.

¡La lucha contra el racismo y el fascismo!

72. Las crisis capitalistas arruinan a las clases medias y los desempleados a largo plazo, haciéndoles vulnerables a la demagogia de las fuerzas reaccionarias, chovinistas y fascistas. En los países imperialistas esto muchas veces toma la forma del fascismo clásico en contra de las minorías raciales y nacionales, los migrantes y el pueblo Roma. Tampoco ha muerto el antisemitismo. En el mundo semicolonial, las fuerzas fascistas muchas veces emergen del comunalismo y el chovinismo religioso. El fascismo es la fuerza de la guerra civil en contra de la clase obrera y todas fuerzas progresivas. su crecimiento demuestra las traiciones y lo fracasos de los dirigentes de la clase obrera. Sólo se puede derrotar mediante un movimiento revolucionario de la clase obrera y sus aliados y, también, por organismos de autodefensa para derrotar sus ataques al movimiento obrera y las minorías. Como dijo Trotsky, el fascismo es la expresión de la desesperación contrarrevolucionaria, sólo puede ser derrotado por las fuerzas de la esperanza revolucionaria.

* ¡En contra de todo tipo de discriminación a los migrantes! ¡Por el pago igualitario y derechos democráticos más allá de su ciudadanía!

* ¡Abajo todas las leyes que específicamente limitan a quienes tienen ciudadanía extranjera! ¡Apertura de las fronteras!

* ¡Por el derecho de las mujeres musulmanes de usar vestido religioso si quieren, in todas áreas de la vida pública!

* ¡Derecho de quedarse para todos aquellos que huyan de la miseria y opresión en sus tierras natales!

* ¡Aplastar al fascismo y el racismo! ¡Ninguna plataforma para los grupos fascistas y racistas! ¡Ninguna confianza en el estado capitalista, por la defensa organizada de los trabajadores, las minorías nacionales y la juventud!

La liberación de la mujer

73. El capitalismo había prometido la liberación de la mujer, pero aún en sus bastiones más antiguos no ha cumplido con su promesa. Los sueldos de las mujeres sólo alcanzan un promedio del 70% de los sueldos de los hombres, y muchas veces mucho menos. Las mujeres tienen que soportar la doble carga de cuidar a sus hij@s y a los viejos, lo que es una seria desventaja en la vida social y política. En el mundo subdesarrollado estas desigualdades se magnifican. Las relaciones patriarcales y actitudes antiguas en el campo hacen imposible una vida digna para las mujeres. Sin embargo, millones de mujeres han sido integrados al sistema de producción social, en especial en las industrias exportadoras del Asia del Sur y del Este y América Latina. Durante la crisis las mujeres en las industrias textiles, electrónicas y de servicios, donde forman el 80% de la fuerza laboral, han sido en muchos casos las primeras en ser despedidas, con los patrones negándose a pagar sus sueldos e ignorando sus obligaciones legales de dar notificaciones, y con los gobiernos y los cortes mirando hacia otro lado. Las trabajadoras migrantes cuyas familias se morirían de hambre sin su sueldo, son las explotadas de la forma más cruel

74. Nunca lograremos una sociedad donde todos los seres humanos son iguales si no demostramos nuestra determinación de superar la desigualdad dentro de nuestros propios movimientos. Apoyamos todas las medidas que podrán ayudar a combatir esto, por ejemplo el derecho de las mujeres, los jóvenes, los migrantes o las lesbianas y gays de reunirse de manera independiente para discutir sus problemas específicos y el derecho de representación dentro de las estructuras dirigentes proporcionales con el porcentaje que representen dentro de la base.

* ¡Abajo todo tipo de discriminación legal contra las mujeres! ¡Por los derechos igualitarios para las mujeres - de votar, a la educación, derechos ilimitados de participar en toda actividad pública y social.

* ¡Ayudar a las mujeres a escapar del trabajo informal o dentro de empresas familiares! ¡Por programas de obras sociales para ofrecer trabajo digno con sueldos dignos para las mujeres!

* ¡Que se paguen sueldos iguales por el mismo trabajo!

* ¡Por que todas las mujeres tengan acceso a contraceptivos y abortos gratuitos y inmediatos, más allá de su edad!

* ¡En contra de la violencia sexual en todas sus formas! ¡Por la expansión de refugios de mujeres públicos y dignos! ¡Autodefensa de los organismos de los movimientos de mujeres y de mujeres trabajadoras en contra de la violencia machista!

*¡Abajo las presiones sociales que obligan a la mujer a usar o no usar el ropas religiosas!

*¡Por la socialización del trabajo de domicilio y la crianza de l@s niñ@s. ¡Por una expansión masiva de los comedores baratos pero de alta calidad!

75. En el último análisis, esta necesidad de nuevos movimientos de masas se relaciona con la necesidad de ganarlos para el programa de la revolución socialista. La tarea de la Quinta Internacional es ganar a estos organismos de masas a un programa revolucionario.

*Por una Internacional de Mujeres independiente de pero en solidaridad política con la Quinta Internacional con secciones en todos los países.

¡Por la libertad sexual! ¡Contra la interferencia del estado y las instituciones religiosas!

76. Los hombres gay y las lesbianas tienen igualdad formal sólo en una minoría de los países. En muchos más se encuentran amenazados con ser castigados por el estado, con ataques físicos o hasta la muerte.

* ¡Por derechos plenos para las lesbianas, los gays y los transexuales! Basta de la interferencia del estado, las iglesias, los templos y las mezquitas: ¡la orientación sexual y la actividad sexual consensual deben ser sólo un tema para la decisión personal!

* No debería haber ninguna ley en contra del sexo consentido y ninguna criminalización de amantes "demasiado jóvenes". Sin embargo, deben haber leyes en contra de la violación y la violencia doméstica para proteger a los chicos del abuso de donde venga - sea por parte de curas, profesores o padres.

Por la liberación de la juventud

77. La crisis pega en especial a los jóvenes, tanto porque son el sector más precarizado de la clase trabajadora y por lo tanto más fáciles de despedir, como por los efectos de los ajustes sobre la educación y la brutalidad que sufren los niños de los barrios pobres. En los sindicatos y los partidos reformistas los jóvenes se encuentran restringidos y reprimidos. Y con razón: la juventud es una poderosa fuerza revolucionaria en todos los países, lleno del espíritu de lucha, libres de los prejuicios y costumbres conservadoras inculcadas por los sindicatos y partidos reformistas. Son un elemento clave de la vanguardia revolucionaria. LA Quinta Internacional tiene que permitir que hagan su propia experiencia y dirijan sus propias luchas con la creación de una Internacional Revolucionaria de la Juventud.

Luchamos por:

* Trabajo para todos los jóvenes con sueldos y condiciones Iguales a los de los trabajadores mayores! Poner fin a los programas de entrenamiento baratos y reemplazarlos con aprendizajes con sueldos plenos y un empleo ganaran tizado cuando terminan!

* Por el fin del trabajo infantil!

* Educación gratis desde la Infancia hasta los 16 años y educación terciaria gratis con un subsidio al nivel de la canasta básico luego de los 16 años para todos que lo quieran!

* Por el derecho de votar a los 16 años o antes para aquellos que trabajen!

* Por centros para jóvenes y vivienda decente, subsidiado por el estado pero bajo el control democrático de los jóvenes que los usan!

* Basta de recortes a la educación! Por un programa de inversión masiva en el sistema de educación! Por el empleo de más docentes y que se paguen sueldos más altos! Por la construcción de más edificios de educación pública!

* Abajo todas las restricciones al acceso libre a los colegios y las universidades!

* No al control religioso o privado de la educación; por una educación laica y estatal!

* Fuera las empresas del sistema educativo! No al control del sistema educativo por la burocracia estatal y sus agentes! Los programas de educación deben ser establecidos de manera democrática por los estudiantes, docentes y padres mismos!

En contra del militarismo y la guerra imperialista

78. Las tremendas cantidades de dinero gastados por los Imperialistas para reforzar sus máquinas de guerra demuestran su naturaleza agresiva. Ahora dicen actuar para defender los intereses humanitarios, pero esto es una farsa para tapar su verdadero objetivo, la continuación de su dominio militar. En los países más pobres, se gastan cantidades desproporcionadas en el ejército, y en países como Paquistán y Turquía el ejército mismo juega un papel político.

* No a las guerras imperialistas y la agresión! Luchar contra la ocupación imperialista de Afganistán, Irak, Palestina, Chechenia y otros países! Apoyo a la resistencia! Ninguna interferencia en Irán y Corea del Norte!

* Por el cierre de todas las bases militares estadounidenses en todo el mundo! No a la UE y otras intervenciones militares imperialistas!

*Por la disolución de todas las alianzas militaras dominadas por los imperialistas como el OTAN!

*No a cualquier ejército capitalista, sea uno profesional o compulsorio y basado en las conscripción! Por el entrenamiento militar bajo control obrero para el movimiento obrero y popular!

* Por los derechos plenos para los soldados, el establecimiento de comités de soldados y sindicatos y la elección de los oficiales!

Los derechos democráticos:

79.

* Defender el derecho a huelga, la libertad de expresión, de asamblea, de las organizaciones políticas y sindicales, y la libertad de publicar y transmitir!

* ¡Abajo todos los elementos antidemocráticos de las constituciones capitalistas; las monarquías, las cámaras secundarias, los jueces no elegidos y los poderes de emergencia!

* ¡Por la elección de los jueces por el pueblo!

* ¡Luchar en contra de la vigilancia creciente de nuestra sociedad y los poderes de la policía y servicios de seguridad que vienen aumentando! ¡Abajo los aparatos represivos y por su reemplazo con milicias elegidas y controladas por los trabajadores y las masas populares!

* Donde se planteen cuestiones fundamentales sobre el orden político y la clase obrera no está en condiciones de tomar el poder, llamamos por una asamblea constituyente. Los trabajadores y movimientos populares deben asegurar que los diputados no sólo son elegidos de la manera más democrática sino que también se mantengan bajo el control de sus electores y pueden ser reemplazados por los mismos.

¡Quitarle el poder político a la clase capitalista! ¡Por un gobierno obrero y popular!

80.

* ¡Expropiar a la clase capitalista! ¡Por la nacionalización de todos los bancos, las corporaciones, el comercio, el transporte, las industrias sociales, de salud, de educación y comunicaciones y los servicios sin ninguna compensación y bajo control obrero!

* ¡Por la creación de un banco estatal central!

* ¡Abolir la bolsa!

* ¡Por un monopolio del comercio exterior!

* Por un gobierno popular y de los trabajadores - ¡es decir, uno basado en los consejos y milicias armadas de los trabajadores, los campesinos y las masas populares!

¡Abajo las instituciones como el FMI y el Banco Mundial!

81.

* ¡Por la cancelación incondicional y total de la deuda de países como América Latina, África, la Asia del sur y del este y la Europa oriental!

Unconditional and total cancellation of the debt of all the countries of Latin America, Africa, South and East Asia and Eastern Europe!

* ¡Los estados imperialistas deben compensar a las semicolonias por su saqueo de sus recursos naturales y humano!

* ¡No al proteccionismo de los países desarrollados contra los países del sur! Abolir al ALCAN, la Política Agricultura Común y otras armas proteccionistas de los estados imperialistas. Sin embargo, apoyamos el derecho de los países del Tercer Mundo de defenderse contra las importaciones baratas de los países imperialistas.

*¡Abolir al FMI, el Banco Mundial y la OMC!

* ¡Nacionalizar a los grandes bancos y las corporaciones bajo control obrero!

La Quinta Internacional - Un partido mundial que lucha por la revolución socialista

82. La Quinta Internacional tiene que ser "un espacio para que los partidos, los movimientos y las corrientes de orientación socialista puedan armonizar una estrategia común para la lucha en contra del imperialismo y la derroca del capitalismo por el socialismo", como declaro el Compromiso de Caracas del 21.11.2009. De hecho, tiene que convertirse en un instrumento para reemplazar las direcciones vendidas de los organismos de la clase obrera.

83. Para lograr esto, necesita basarse en la democracia más amplia posible, para discutir abiertamente y sin restricciones burocráticas. Al mismo tiempo, necesita la unidad disciplinada en los hechos para implementar las acciones acordadas. Esto significa que los partidos nacionales sean subordinados a la internacional.

84. La Quinta Internacional será el partido mundial que inspira y promueve el crecimiento de todo tipo de organismos de clase obrera; los partidos, los sindicatos, las cooperativas, las asociaciones de mujeres, los clubes de la juventud etc., y el partido de todos aquellos que apoyen la lucha por el socialismo. Llamamos a la base y también a los dirigentes de estas organizaciones a unirse a la Quinta Internacional.

Construir sindicatos combativos de masas

85. La lucha por superar la crisis de liderazgo tiene como su eje la construcción de la Quinta Internacional como Partido Mundial de la Revolución Socialista. Pero necesitamos más que esto. La Quinta Internacional debe comprometerse a recuperar los sindicatos existentes o construir nuevos sindicatos y organizaciones de masas de los campesinos, los pobres, la juventud, las mujeres, etc.

86. Necesitamos a sindicatos y organizaciones de masas que en vez de adaptarse a las demandas de los patrones defienden los intereses de la clase obrera y las masas populares con métodos militantes de lucha como las huelgas de masas, las ocupaciones y la huelga general.

87. Necesitamos a sindicatos y organizaciones de masas que no son controlados de manera burocrática desde arriba sino que son democráticos, donde las diferencias se pueden debatir abiertamente, y los dirigentes pueden ser controlados y reemplazados si fuera necesario.

88. No debemos esperar de manera pasiva hasta que los sindicatos y las organizaciones de masas se transformen y se quiten de las manos de sus líderes actuales. ¡Todo lo contrario! Demandamos que los dirigentes existentes luchen por las necesidades urgentes de las masas. Pero le advertimos a la base que no confíe en ellos. Luchamos por la formación de organismos de base en los sindicatos y las organizaciones de masas existentes para luchar contra el control de la casta burocrática.

89. Necesitamos a sindicatos y organizaciones de masas que no son dominados por los sectores blancos y masculinos y más acomodados, sino que sean realmente capaces de unir a toda la clase obrera y los oprimidos. Por lo tanto necesitamos a sindicatos y organizaciones de masas que le den derechos y representación plena dentro de sus estructuras de liderazgo a los sectores más explotados y a los pobres, las mujeres, los jóvenes y los migrantes.

90. Por lo tanto luchamos por:

• la unidad de todos los sindicatos según fundamentos militantes, totalmente independiente de los patrones, sus partidos y sus estados

• la organización de los trabajadores, incluso las mujeres, los migrantes y los trabajadores precarizados.

La economía democráticamente planeada

91. El Socialismo del Siglo 21 por que luchamos necesita una economía en manos de la clase obrera y planeada de manera democrática. Luego de la revolución, la clase obrera socializará a los bancos, las instituciones financieras claves, las empresas de transporte y utilidades, y las grandes industrias. Los artesanos, los dueños de tiendas pequeñas y los productores agrícolas pequeños y campesinos podrán retener sus negocios familiares como propiedad privada si quieren, pero se les alentará a librarse de las inseguridades del mercado y la competencia salvaje orientando su producción hacia un plan de desarrollo económico.

92. La idea del socialismo basado en las cooperativas pequeñas es una utopía con la vista puesta en el pasado que, a través del tiempo, recrearía las condiciones de una economía de mercado y alentaría la acumulación del capital una vez más. Sin embargo, la socialización de las pequeñas propiedades campesinas, las pequeñas tiendas, etc., debe pasar de manera gradual y voluntaria y no forzada como lo hizo la burocracia estalinista antes y después de la Segunda Guerra Mundial.

93. Bajo un estado obrero revolucionario, no habrá ningún plan burocrático como aquel que existió bajo el estalinismo, donde una casta de burócratas privilegiados intentó decidir de manera centralizada. Bajo el socialismo real, habrá una serie de planes coordinados, ascendiendo desde lo local a lo regional, lo nacional y lo internacional, todo decido mediante el debate democrático de los trabajadores y consumidores.

94. Esto no es un sueño como dicen los propagandistas burgueses. La tecnología moderna hace posible descubrir y comunicar las necesidades y coordinar el transporte para cumplir con ellas. Todo esto se puede hacer dentro de unos segundos. De hecho, todas las multinacionales modernas ya funcionas de esta manera. Pero, en contraste con las corporaciones capitalistas, utilizaremos los avances de la tecnología moderna no para las ganancias de unos pocos sino para beneficiar a toda la humanidad.

Nuestro objetivo - la revolución mundial

95. El programa de la Quinta Internacional se basa tanto en las lesiones históricas como las recientes de resistencia al capitalismo y el imperialismo. Defenderemos cada conquista de los trabajadores en contra de los patrones; los sueldos, las condiciones y horarios, los derechos democráticos. Lucharemos contra el racismo y la opresión nacional, contra las invasiones y las ocupaciones por los imperialistas.

96. Al fin y al cabo, sin embargo, los capitalistas y su estado intentarán reconquistar con la mano derecha cada conquista que le podamos arrancar de la mano izquierda. Los capitalistas y oligarcas terratenientes nunca renuncian el poder sin pelear. El capitalismo no puede ser reformado. Tiene que ser derrocado de manera revoluciónaria. Por esto la clase obrera y las masas populares deben organizarse con consejos de acción y armar a su propia milicia.

97. No es posible conquistar al viejo aparato estatal, hay que destrozarlo y reemplazarlo con un estado totalmente nuevo. une estado administrado por la clase trabajadora, los campesinos y las masas populares mediante consejos de delegados elegidos en las empresas, los barrios, las aldeas, las escuelas y las universidades. Cada delegado debe ser reemplazable si la base opina que no ha cumplido con lo votado.

98. Bajo este socialismo ninguna casta de burócratas ejercerán una dictadura sobre los trabajadores o donde sólo un partido puede existir. Las masas trabajadores deben tener derecho a expresar sus puntos de vista mediante los distintos partidos, que tendrán que competir de manera democrática para ganar y retener una mayoría en los consejos. Tampoco bajo nuestro socialismo un presidente, un caudillo o un líder máximo concentrará toda la iniciativa en sus manos y creará un culto de personalidad como pasó con Stalin, Mao y Fidel Castro.

99. Mientras siga existiendo una clase dominante expropiada capaz de retomar el poder, la clase obrera debe hacer todo lo necesario para prevenir esto. Mientras bajo su poder las clases anteriormente explotadas tendrán los más plenos derechos democráticos, al mismo tiempo será una dictadura en contra de aquellos que quieran restaurar el capitalismo. Esto - nada más y nada menos - es lo que significa la dictadura del proletariado. Será imprescindible hasta que las clases dominantes más poderosas han sido desarmadas y expropiadas.

100. Por lo tanto, sobre la base de una economía planeada mundial y una federación mundial de repúblicas socialistas, estaremos avanzando hacia un sistema de riqueza y derechos iguales para toda la humanidad. Como resultado de este proceso, las clases sociales y los elementos represivos del estado desaparecerán de manera gradual. Pero antes de esto tenemos que derrocar al capitalismo para siempre. Nada más ni nada menos que la revolución mundial es la tarea de la Quinta Internacional.

¡Trabajadores y pueblos oprimidos del mundo, uníos!

¡Adelante a la revolución socialista mundial!